De pobres y ricos

Atención pregunta: En los últimos 20 años, la proporción de población mundial que vive en condiciones de extrema pobreza, A: Se ha duplicado, B: Se ha mantenido estable, C: Casi se ha reducido a la mitad. Marca la respuesta correcta. Si uno sigue determinados medios de comunicación y alguna ONG, claramente creerá que la respuesta correcta es la A. Pero no, la respuesta correcta es la C.

Hans Roseling (Factfullness Ed. Deusto) ha evaluado esta pregunta por todo el mundo y solo el 7% ha acertado. Este médico sueco, fallecido en 2017, ha escrito uno de los libros que más me han impresionado en los últimos años, Factfullnes, una demostración, basada en datos, de cuál es la situación socio-económica mundial. Uno de los hechos más interesantes es que no hay una división entre ricos y pobres. Por el contrario, existe una inmensa mayoría de la población mundial (cinco mil millones de personas) que vive en algún lugar situado en la mitad de la escala de ingresos. No son clase media pero no viven en extrema pobreza. Sus niñas van al colegio, sus hijos son vacunados, viven en familias con dos hijos y quieren viajar al extranjero de vacaciones y no como refugiados.

El mundo se divide en 4 niveles. En el grupo de pobreza extrema se sitúan mil millones de personas y se desplazan a pie. En el siguiente nivel están tres mil millones de personas y tienen una bicicleta. En el siguiente nivel de ingresos se sitúan los que tienen una moto y son otros dos mil millones de personas. Y por último estamos los ricos que viajamos en coche. Alguno ya estará pensando en que todos son pobres menos el nivel cuatro. Pero veamos qué pasa si comparamos estos niveles con nuestra historia reciente. En la postguerra una mayoría de la población española vivía en la extrema pobreza. Cuando nacieron mis padres se pasó al nivel dos y muchos pudieron comprar la bici. En los años 50 se popularizó la moto y en los 60 el coche. Cuando yo nací en el 72 ya estábamos en el nivel de los ricos.

El milagro español no ha sido exclusivo, se ha replicado en distintas partes del planeta desde Corea del Sur a Israel. Parece claro que el mundo ha mejorado como nunca en la historia, entonces ¿por qué solo el 7% acierta en la pregunta inicial? La opinión pública es la clave. Si una determinada idea cala en ella, prevalecerá por muy equivocada que esté. Y eso implica que los políticos destinarán recursos a su solución, por muy innecesarios que éstos sean. Los beneficiarios son los lobbies que viven de la pobreza mundial, desde ONGs a partidos políticos pasando por algunos medios de comunicación. La idea de ricos y pobres es difícil de erradicar. El ser humano tiene tendencia al drama y a la confrontación entre buenos y malos, héroes y villanos, mi país y el resto, etc. Algunos periodistas lo saben y plantean sus relatos como conflictos entre pobreza extrema y multimillonarios. El hecho de que existan los extremos no dice demasiado, porque la mayoría está en el medio (5/7 de la población mundial). Hablando de este tema un amigo me decía que le parecía cruel decir que se está mejorando cuando todavía existe tanta pobreza extrema. Estoy de acuerdo, no nos podemos relajar, pero es igual de ridículo estresarse ignorando los avances que se han producido. El mundo tiene graves problemas pero se ha mejorado mucho en los últimos 20 años. Los activistas y algunos medios de comunicación van a llamar nuestra atención sobre crisis puntuales sacadas del contexto de la mejora a largo plazo. Unos para que nos rasquemos el bolsillo y los otros para que consumamos sus noticias. Pero cuidado que luego vienen los políticos y nos esquilman el bolsillo en aras del presupuesto social. Presupuesto que se destina a sus grupos de interés, entre los que no están los pobres sino los lobbies que viven de la pobreza y que les jalean cuando les riegan de dinero público, y eso les da votos (se cierra el círculo). En la actualidad, el 60% de las personas del nivel 4 (ricos=clase media) viven en occidente frente al 40% en el resto del mundo. En 10 años se igualarán las personas que viven en dicho nivel de ingresos entre occidente y el resto. Pero ojo, en 20 años se habrá dado la vuelta a la tortilla y el 40% de los ricos vivirán en occidente y el 60% en el resto.

Un cambio económico que afectará a la geopolítica mundial. Como le dijo Nkosazana Dlamini-Zuma, Presidenta de la Unión Africana a Hans Roseling, “Mis nietos irán a visitar su continente y a viajar en sus trenes de alta velocidad y visitarán ese hotel exótico de hielo que tienen ustedes en el norte de Suecia”.

 

Carlos Medrano Sola es economista en

www.eximiaconsultores.com

Posted by Carlos Medrano


Scroll to Top